Nos reinventamos ante el COVID-19

Nos reinventamos para seguir acompañando a 300 niños y jóvenes en situación de vulnerabilitat.Una tercera parte de las familias que atendemos regularmente en Santa Coloma de Gramenet y Badalona se encuentran en situación de riesgo grave debido a las consecuencias derivadas de la crisis por el COVID-19

En la Fundación Germina, hemos rediseñado nuestro funcionamiento para seguir al pie del cañón desarrollando nuestra labor social a raíz de la situación de alerta sanitaria global. A consecuencia de la pandemia del COVID-19, y siguiendo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, todos los miembros del equipo de la fundación continuamos, desde nuestra casa y también con acciones presenciales puntuales cuando la situación lo requiere, efectuando el seguimiento a 300 niños y jóvenes de las 230 familias que normalmente acuden a nuestros centros.

El equipo educativo, nos hemos adaptado al actual contexto y hemos cambiado el funcionamiento habitual para dar respuesta a la situación actual poniendo especial atención a las familias con niños o adolescente a cargo en situaciones más frágiles. El contacto con niños, adolescentes, jóvenes y familias es como mínimo semanal y en diferentes modalidades e intensidades según cada caso requiera. También hemos habilitado puntos de entrega de ayudas institucionales como tarjetas monedero o alimentos y material escolar, ya sean facilitados por los ayuntamientos o por iniciativa propia. También hemos hecho puntualmente visitas a domicilio en los casos de mayor fragilidad que así lo requerían.

Nos hemos reinventado para seguir acompañando a niños y jóvenes ahora centrándonos en ofrecer pautas y contacto individualizado por una buena alimentación, descanso y ejercicio físico en tiempo de confinamiento, apoyo en la adaptación y seguimiento de las tareas escolares, la gestión emocional en el cuidado de los hijos e hijas, todo ello manteniendo el vínculo y la red de apoyo entre las familias y la entidad.

Esta semana, además, distribuiremos alimentos frescos y material escolar para seguir apoyando a niños y jóvenes a seguir el curso. Todas estas entregas las llevaremos a cabo siguiendo las medidas de seguridad y distanciamiento, pero de forma individualizada para poder tener un contacto visual directo con las familias y, manteniendo una breve conversación in situ, y comprender mejor cada caso particular.

De entre las 230 hogares a los que atendemos -la mitad de ellOs monoparentales-, el equipo ha identificado 75 en situación de riesgo muy grave. Aquesta circumstància ve determinada principalment per dificultats econòmiques derivades de la davallada dràstica d’ingressos, per la incapacitat per fer front a necessitats bàsiques com alimentació o habitatge, per la fragilitat de l’entorn familiar i per motius de salut. Preocupa especialmente el bienestar emocional de los niños y adolescentes de estos hogares y la invisibilidad de situaciones donde no se puede dar un buen trato, que puede deteriorarse por las situaciones de precariedad y sobreocupación a las viviendas, y las dificultades para mantener hábitos y rutinas .

Ir arriba