Aumentan los casos de maltrato infantil y adolescente detectados por la Fundación Germina en el último trimestre del año

  • El 40% de los casos de maltrato han sido detectados en el último trimestre del año, lo que supone un total de incidencia del 9,2% de las personas atendidas en el 2020 y un aumento del 2% respecto del 2019
  • A pesar del seguimiento y apoyo individualizado que ha proporcionado la entidad, el confinamiento ha dificultado una identificación prematura de estos casos, que por primera vez se han producido el 100% dentro del núcleo familiar

La Fundación Germina, entidad sin ánimo de lucro de referencia en Cataluña en el apoyo y el acompañamiento a niños, jóvenes y familias en situación de vulnerabilidad, ha detectado un afloramiento de casos de maltrato hacia los niños, niñas y adolescentes que atiende en los últimos meses del 2020.

Las consecuencias por la crisis de la Covid-19 siguen produciendo estragos en un año en el que la entidad ha tenido que reinventarse en el desarrollo de su labor social con el fin de hacer frente a las limitaciones causadas por la pandemia. Sin embargo, el retorno presencial de los niños, niñas y adolescentes en los diferentes centros de la entidad ha permitido identificar nuevos casos de maltrato no detectados durante el periodo de confinamiento.

Los datos en los primeros nueve meses de 2020 indicaban una menor incidencia de casos detectados respecto al año anterior. Sin embargo, la poca visibilidad de los indicadores compatibles con maltrato y violencia de género, así como la limitación de las acciones que entidades, servicios sociales y escuelas podían llevar a cabo, han dificultado ver lo que realmente estaba pasando.

Durante el 2020, la Fundación Germina ha detectado un total de 35 casos de maltrato – 15 muy graves – los 387 niños, niñas y jóvenes atendidos por la entidad, lo que se traduce en una incidencia del 9,1%. De estos 35, el 40% se han manifestado en los tres últimos meses del año, coincidiendo con la reanudación de la actividad ordinaria en los centros y escuelas. 2019 fueron 27 casos sobre 375 atendidos, 11 de los cuales muy graves.

Del total de casos identificados en este último año, el 45% se corresponde con maltrato físico, el 26% con negligencias en el trato, un 17% con abuso sexual y un 12% con maltrato psicológico. Se trata de la primera vez que se detecta que, en el 100% de los casos, los episodios de maltrato se han producido dentro del núcleo familiar.

El afloramiento de detecciones de este último trimestre también ha coincidido con una mayor gravedad de los casos. También la Fundación Germina observa como las nuevas familias que llegan a la entidad son aquellas especialmente afectadas por la pandemia: sin ingresos, con dificultad para hacer frente a necesidades materiales y básicas, y con entornos familiares de riesgo.

Además, se ha observado una desorientación creciente en estas familias a la hora de acudir a los servicios sociales pertinentes, en momentos donde la atención presencial ha quedado muy mermada, y parte de sus funciones se están asumiendo desde de las entidades.

En cualquier caso, procurar el bienestar de los niños y adolescentes vulnerables y promover su buen trato sigue siendo prioritario para la entidad. Por ello, el proyecto de «Prevención y atención del maltrato infantil y adolescente» seguirá adelante este año, y la entidad ya tiene en preparación la celebración de la cuarta edición de las Jornadas Formativas sobre Maltrato infantil y adolescente para profesionales del sector educativo, social y sanitario.

Ir arriba